Son muchas las veces en las que esta pedazo de guarra madura acaba follando con su propio sobrino. El chico es joven y le gusta clavar su rabo en cualquier agujero, incluso en el coño maduro de su tía, a la que le vuelve loca follar sin parar con gente más joven. Quedan en privado y la madura le come la polla primero a fondo, chupándosela como una profesional, y luego se sube encima del rabo para cabalgar. Aunque se ve que la intención de la madura es notar la corrida en esa posición, el sobrino la termina poniendo a cuatro patas para follarla más fuerte.

(23873)

Category:

Tias y Sobrinos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*