Cuando los padres de estos hermanos se van de casa las dos chicas saben que algo va a pasar, porque el tío somete a sus hermanas y las convierte en sus putitas. Ellas son más jóvenes y no saben cómo pueden resistirse a todo lo que les obliga a hacer el tío, que las pone de rodillas delante de él para comenzar a clavarles la polla hasta el fondo de la garganta. Las quiere convertir en dos chupadoras profesionales que no dejen ni un centímetro del rabo del tío sin tragar por mucho que eso signifique que casi se ahoguen en muchos momentos.

(42663)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*