A veces a su hermanita le apetece follar y lo cierto es que no tiene pareja, así que la única polla a la que se puede agarrar es la suya propia. El tío ya está un poco hasta los huevos de meterle el rabo a su hermana y ahora le dice que si quiere que se monte y que ella misma se lo folle, pero que él va a continuar jugando en el ordenador porque tiene unas partidas online que echar. Como la zorrita está tan caliente no le importa que su hermano pase de ella con tal de tener la polla en su coñito.

(31701)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*